Se quitó la mascarilla y la tiro al suelo. ¿Quien? Un joven que parecía muy enfadado y bebido. Bebido lo sé, porque salía del terraza donde yo estaba comiendo. Frente a mi estaba la playa de las arenas en Valencia. El camarero, vio la escena y no recogió  la mascarilla aunque le molestaba, estaba justo delante, a la vista de todos los comensales y de los paseantes que se acercaban. El camarero en la entrada ponía desinfectante a cada persona, varías veces se limpiaba las manos y ese objeto le está bloqueando.
yo me quede mirando este extraño espectáculo.
Durante una hora me quede observando. Todos los paseantes mirando la mascarilla con miedo, o asco o  desinterés o curiosidad. Ninguno se atrevió a coger la mascarilla y tirarla a la basura.
¿Por qué?
el miedo, la velocidad en automático , genera peores resultados de comportamiento.
si a todas las personas que pasearon por la calle, se le propusiera ayudar en la limpieza de la playa y mar de mascarillas, dirían que SI, la mayoría. La mayoría se emocionaba viendo las basuras contaminando el mar.
¿entonces? Porque dejamos la mascarilla en el suelo que acabará en el agua.
Yo me quede una hora observando, pensando, objetivizando, y por ello, saqué lo mejor de mi, recogiendo la mascarilla y tirándola en la basura.
si estuviera andando paseando, posiblemente, no me sentiría comprometida con la limpieza de la calle Y mi cerebro automático en alerta del covid, decidiría por mi evitar recoger nada.
Todo esto me lleva a pensar en el ser humano, en cómo podemos estar en lo mejor o peor, productos de las influencias externas con el estado de alerta, en supervivencia. Y como luchar contra este estado de parálisis que nos aleja de las nuestros valores e ideales de vida. Tenemos una arma extraordinaria que es: la pausa, la reflexión consciente, la observación de distintos puntos de vista, el poder de la duda, la conexión con los valores, ideales  y Elegir el poder estar alineados. !Nada más!

El coaching es eso, un momento para reflexionar sobre lo mejor, lo peor, lo que hacemos y para qué lo hacemos,

¿desde que pensamiento o emoción hago lo hago?

si no me gusta el resultado de lo que hago, me autorizo el estar 40 minutos o 90 en una sesión de coaching para compartir esa reflexión, Esa pausa Y sacar lo mejor de mi.

 

CUADERNO DECRECIMIENTO RELACIONAL

 

Transforma tu vida profesional con las claves del autocoaching relacional.

 

¡NO TE LO PIERDAS! 

 

You have Successfully Subscribed!